PRINCIPAL --> Yahualica J F Navarro
Image: romerias.jpg
Anterior ROMERÍAS Y FIESTAS DEL SEÑOR DEL ENCINO Siguiente
Por: JARN
A lo largo del año civil, el Santuario se ve frecuentado por numerosos peregrinos, que en privado hacen romería a postrarse fervientes a las plantas del Sr. Del Encino. En la actualidad se celebra la Eucaristía los domingos a las 11:00 a.m. con la participación de numerosos fieles devotos, venidos de distintos lugares.
El jueves anterior al Miércoles de Ceniza, es el regreso de la Imagen (que ha permanecido en el templo parroquial desde el 27 de Septiembre anterior). En un principio desde 1833 era traída la Imagen Original; la primera vez, fue para conjurar en ese año, la epidemia del Cólera Morbus, desde entonces quedó establecida su visita a Yahualica; y desde 1973 en que fue esculpida la Imagen Peregrina, es la que hace su entrada solemne en esta ciudad. Imagen Peregrina que fue bendecida por el Excmo. Sr. Arz. Ob. De San Juan de Los Lagos. En el ánimo de los vecinos de Yahualica, aún añoran la entrada de la Imagen Original.
Es costumbre en Yahualica, despedir la Imagen con un novenario solemne, y la noche del miércoles anterior al de Ceniza, (último día del novenario), los hijos de Yahualica, con gran devoción y múltiples manifestaciones de fe y de cariño al Señor del Encino, recurren al templo parroquial para hacer su entrada de rodillas; desde niños hasta ancianos, se llegan a la Santa Imagen y la besan reverentes.
A otro día, al terminar la primera misa, se presenta la “GUARDIA DEL SEÑOR DEL ENCINO”, que es un grupo de señores encargados del traslado de la Imagen. Acomodadas las andas, se inicia la romería del regreso a su Santuario. Yahualica se queda casi solo, se cierra el comercio, la mayoría de las gentes hacen el recorrido a pie, a lo largo de los casi 22 Kms. Desde el templo parroquial hasta el Santuario de Ocotes, siguiendo por el pavimento de la carretera.
A lo largo del camino van quemando gruesas de cohetes y ristras; a su paso por el Rio Colorado, salen los vecinos con guitarras y violines y lo acompañan cantando alabanzas y parodias al Sr. Del Encino. A las 11:30 a.m. se inicia la bajada desde la carretera y por el camino de empedrado [ya pavimentado] que llega a su santuario.
Mientras tanto, en los Ocotes, adornado el camino desde el guardaganado hasta el templo, con hilos de papel de china blanco y rojo, espera impaciente la multitud de peregrinos que se han adelantado; y por fin, el repique de campanas, los truenos de las ristras y las notas musicales de la banda municipal, abren valla al paso de la Santa Imagen, entre aplausos y vivas. A la llegada a su santuario, la esperan los sacerdotes en la puerta mayor para concelebrar la Eucaristía. Terminada la celebración litúrgica, las familias se reunen para convivir en amistosa comida campestre. Es de lamentar que la venta de bebidas embriagantes, a veces, ensombrece, con actitudes ridículas de los briagos el culmen de estas festividades.
Durante el mes de Mayo y parte de Junio, la Imagen ha venido visitando algunas comunidades: La Labor de Vargas, Santillán, Apozol de los Gutiérrez y La Estancia; y desde 1982 a petición del Sr. Cura D. José Guadalupe Almaraz, visita la Parroquia de Mezcala Jal.
El 29 de Junio o un día cercano a esta fecha, se realiza la peregrinación del Buen Temporal y a finales de Agosto, se recurre nuevamente al Santuario, para dar gracias por las labores del campo, efectuadas durante el temporal.
Desde 1954 el primer domingo de Septiembre se recibe la magna peregrinación de Guadalajara, a la que posteriormente se le unió Tala, Jal. Más de 120 camiones y otros tantos carros particulares, transportan miles de peregrinos que vienen a visitar al Sr. Del Encino. Esta magna peregrinación quedó enriquecida desde 1976 en que la Santa Imagen peregrina visita la ciudad de Guadalajara, para celebrarle un triduo. Esta peregrinación la iniciaron los Sres. D. Donaciano Gómez Rubalcava (D. Chano) y D. José Gerardo Velazco.
En Guadalajara se llega con la Imagen al Templo de Belén a las 12 Hs. Y a las 4:30 p.m. hacen un recorrido por las calles aldeañas a la parroquia de Nuestra Señora del Rosario; y desde 1985 con el apoyo del Sr. Cura D. Samuel Ley, la parroquia de Santa Inés se ha venido convirtiendo en Santuario del Sr. Del Encino, por tres días.
Los devotos del Sr. del Encino, en la ciudad de Guadalajara se han organizado con una provisión Pro Visita del Sr. Del Encino, a través de una mesa directiva, misma que se encarga del traslado y permanencia en esta ciudad del Sr. Del Encino.
Del 6 al 14 de Septiembre, se celebra la fiesta patronal en honor del Señor del Encino en los Ocotes de Moya y el 15 se festeja, ahí mismo, a nuestra Sra. de los Dolores; el viernes anterior al 27 de Septiembre se recibe la peregrinación de la Parroquia de Manalisco. Y el 27 de Septiembre de cada año, es la “ENTRADA SOLEMNE EN YAHUALICA”.
En 1946 Agustín Yánez , describe este traslado del Señor a Yahualica en los siguientes términos: “Habitualmente la Imagen es traída el 27 de Septiembre. En la víspera salen grupos numerosos de vecinos que van en piadosa romería a traer al Señor; muchos cumplen con ello alguna manda y suelen ir a pie; otros hacen el trayecto a caballo, en burro, y ahora en automóvil, pues la carretera tiene una derivación que llega a los Ocotes. Toda la tarde se hallan pletóricos los caminos. Transcurre la noche en piadosos ejercicios de rezo y canto entre flores y ceras encendidas.
A las dos, a las tres de la mañana la Imagen es colocada en urna y principia la caminata, turnándose los cargadores amartelados, entre luces devotas que iluminan la noche, juntamente con los cohetes, mientras rezos y cantos continúan sin interrupción. Entre ocho y nueve de la mañana la romería engrosada por los fieles que han salido a encontrarla, llega a la Ermita, en lo alto del Mirador; La Imagen es descubierta, se le cubre de flores, la besa la muchedumbre fervorosa, brotan las lágrimas en los rostros de hombres y mujeres, como que un mundo de recuerdos, de seres pretéritos, de arcaicas herencias emocionales, recobra vigencia en estos minutos de majestuosa tradición popular, o en los apoteosis que siguen, cuando el Sr. Entra públicamente, por la calle de San Antonio, Rodea la Plaza, penetra en el atrio y la Parroquia por la puerta central, entre las vistosas composturas del trayecto, los repiques, las ristras, cohetes y cámaras, las aclamaciones, los aplausos, el confeti, las serpentinas, y el fervor lacrimoso, delirante, que aparece animado por las manos, las voces y los corazones no sólo de los que allí se hallan sino de los ausentes y de los muertos; de los muertos que cifraron su vida en esta devoción arraigada en el alma del pueblo.
Actualmente sólo ha variado en la hora de salida: 6:30 a.m. y su entrada a Yahualica, 11 a.m. para Concelebrar la Eucaristía a las 1200 Hs.

Fuente:
DATOS PARA UNA HISTORIA DEL SEÑOR DEL ENCINO Y LA PARROQUIA DE YAHUALICA POR EL Pbro. Juan Francisco Navarro.

Enlace a los Temas