PRINCIPAL --> Revista Aprecio
Image: quieremoto.jpg
Anterior Quiere moto, use casco Siguiente
Por: Felix
En días pasados y pertenecientes al mes de Junio, se fijó por autoridades municipales una fecha límite para los motociclistas de Yahualica, resulta que se implementó de manera sorpresiva y sin tomar en cuenta otras prioridades para dichos conductores, una nueva regla: no se podrá circular más por las calles si no se porta un casco protector. Ante la medida, la ciudadanía respondió rápida y conscientemente sobre la nueva disposición, excepto algunos trataron de burlarse de las autoridades, colocándose diversos objetos que para nada cumplían con las más mínimas normas de seguridad, mucho menos proteger completamente su integridad, aparecieron por las calles, cascos para construcción, cubetas, y hasta bacinicas (aunque usted ni yo podamos creer), lo que hizo que las autoridades se pusieran más severas ante dichos conductores.
Pasaron los días y casi por arte de magia, se ha reducido el número de motociclistas por las calles, muchos lo atribuyen a los cascos (por falta de, por vergüenza o quien sabe), aunque no se quiera todavía entender la necesidad de protección segura.
En este, por demás mencionado problema, hay opiniones muy diversas; algunos est’an en contra, otros a favor y la mayoría coincidimos en que se ha iniciado del final, puesto que es inconcebible que se apliquen multas por falta de casco mientras no se realizan por ser menor de edad al volante, no contar con licencia correspondiente, pero aún más importante, por no contar con un curso o conocimiento del correcto manejo ni las reglas de vialidad y ya ni se diga a los motociclistas que se sienten campeones de deporte extremo en plenas calles de Yahualica, poniendo en riesgo a los vehículos y ciudadanos indefensos que solo ven como se les echan encima.
Resulta, pues penoso, que en nuestro pueblo se actúe de esta forma, que no se aplique cabalmente la ley y que la mayoría tengamos que pagar por las sandeces de unos cuantos dementes, que salen a las calles sabiendo que nada ni NADIE puede con ellos y que se burlen en nuestras narices con sus excesos.
Enlace a los Temas