PRINCIPAL --> Fiestas 2002
Image: srsanjose.jpg
Anterior SR. SAN JOSÉ Siguiente
Por: Juan A Rubalcava
La Espera

Y llegó el 26 de Septiembre, y con este día la peregrinación del Sr. San José desde el pueblo de Santa Ana. Las serpentinas y el confeti caían desde las azoteas y las ristras casi reventaban mis oídos. Las calles estaban adornadas con papel de china. Las tiras verdes y amarillas cubrían el cielo nublado que ya amenazaba con derramar su bendita agua. Yo estaba en la calle independencia, sobre la barda del seguro; había esperado que pasara por ahí la peregrinación que había salido de la misa que apenas se había celebrado en la parroquia del templo de la cantera.

El Momento

Y una vez más las bandas de guerra de las escuelas del pueblo se hacían presente y una vez más la pandilla juvenil venía rodeando al santo patrono del pueblo de Santana. Ahora, no solo la cruz roja, como siempre, venía al pendiente de todos los peregrinos sino que también la nueva guardia de protección civil del pueblo de Yahualica se hacía presente. Yo esperé a que la peregrinación pasara enfrente de mí bajo una suave lluvia que parecía mas bien una bendición del cielo hacia los fieles de Yahualica. Esta vez no caminé acompañando al Sr. San José en su camino a la iglesia, sino que corrí por la calle Hidalgo hacia la iglesia de San Miguel Arcángel para así ver la solemne entrada desde la puerta de la iglesia.

La Presentación

No tuve que esperar mucho en la iglesia, ya que la peregrinación llegó entre un mar de ristras y gente. Antes de entrar al templo, el padre fue al altar del santo (adornado con flores amarillas y blancas a sus pies y con unas cortinas de color rojo a sus espaldas) que posaba sobre un carro alegórico. El padre subió a la plataforma del carro y tomó la imagen del santo que posaba en una columna de color café oro.

La Misa

Después de presentar la imagen al pueblo que no se cansaba de decir vivas, el sacerdote representante de la iglesia bajó de la plataforma llevando el santo consigo y se encaminó a la entrada del templo. Y allí entre una multitud llena de clamor y energía de fe, se fue caminando por el espacio que habían guardado para él las pandillas juveniles. Finalmente, después de presentar una vez mas la imagen del santo en la puerta del templo, entró a éste donde se celebraría la misa al patrono de Santana, el Sr. San José.
Enlace a los Temas